Diseño hidrológico con Keyline

El diseño hidrológico con Keyline o Línea Clave consiste en una serie de principios, técnicas y herramientas que permiten conducir las aguas en el suelo para aprovecharlas al máximo. Para ello se estudia y modifica la topografía del terreno con infraestructuras de mínimo impacto, como surcos, canales y caminos que conducen el agua para almacenarla en la tierra, en tanques y embalses de forma óptima.

El Keyline es la base del diseño lógico de cualquier terreno grande o pequeño que quiera aprovechar el agua, fomentar la fertilidad de sus suelos y evitar toda erosión.

Es indispensable para:

– Inducir infraestructura de tal manera que se integre naturalmente en el paisaje

– Controlar la erosión

– Aumentar la productividad de las tierras

– Planear y determinar la dirección de siembra en:

  • huertas de frutales y hortalizas
  • reforestaciones
  • campos de cultivo
  • áreas de pastoreo en praderas
  • desarrollos rurales y urbanos

Un diseño hidrológico consiste en varias etapas:

  • escuchar y entender a los dueños de la propiedad en una visita de diagnóstico preliminar
  • estudiar el clima y la topografía del terreno y la dirección natural de los flujos de agua
  • evaluar las necesidades hídricas de los cultivos que se pretenden plantar en un terreno
  • establecer y ubicar las nuevas líneas de agua, principalmente caminos y canales, así como los reservorios de agua.
  • a partir de ellas se ubican, de forma ordenada y lógica otras infraestructuras como franjas de árboles, cercas, subdivisiones, praderas etc.
  • decodificar las áreas definidas por las nuevas líneas de agua, estableciendo nuevos patrones de flujo de agua, plantación y cultivo
  • marcar en el terreno las infraestructuras diseñadas y las líneas principales de agua.

La complejidad y duración de un diseño hidrológico depende de la extensión y complejidad del proyecto, del terreno y de su topografía..

El Keyline crea las condiciones en el suelo para acelerar su actividad biológica, incrementar su contenido de materia orgánica en las tierras y en definitiva absorber y almacenar mayor cantidad de agua para el beneficio y embellecimiento del paisaje

La importancia de Keyline ha incrementado a medida que la población crece, llegando a 7 mil millones de personas, que dependen de 5 mil millones de hectáreas en las cuales la fertilidad disminuye constantemente. El entendimiento del diseño Keyline es crucial para poner en marcha un paisaje agrícola permanente y regenerativo

La Labranza en Linea Clave es un acercamiento integral para ampliar la escala del diseño y la práctica de diseño de paisajes. Se empezó a investigar en 1940 con el trabajo de P.A. Yeomans. Yeomans se concentraba en la regeneración del suelo y la cosecha de agua de manera innovadora, logrando que los suelos se vuelvan los mayores reservorios de agua en el paisaje.  La línea clave de un paisaje la da un contorno presente en el cambio de pendientes, conocido como el keypoint o punto clave, dentro del valle primario. Cuando se hace en paralelo a esta línea clave, cualquier línea de subsolado o línea de árboles fomenta el movimiento del agua (escorrentía e infiltración) hacia la cresta primaria adyacente, por ende aumentando la hidratación integral de la pendiente y mejorando así los niveles de producción.

Más de nuestros servicios